INADE, Instituto Atlántico del Seguro
Lunes, 21 de Octubre 2019
Inicio | Mapa Web | Protección Datos

Inicio >> Sala de Prensa >> Hemeroteca


Hemeroteca

La "Agenda Aseguradora - Compostela 2010" describe el futuro del seguro

28/05/2004

Las líneas de actuación de la industria aseguradora para los próximos seis años aparecen reflejadas en la "Agenda Aseguradora - Compostela 2010", que en el día de hoy fue presentada en A Coruña por Inade, Instituto Atlántico del Seguro, entidad que el pasado 13 de mayo organizó la primera edición del "Forum Asegurador", en el que presentaron trabajos el conjunto de instituciones y asociaciones que configuran el seguro privado español.

El "Forum Asegurador" tiene como objetivo analizar, reflexionar y debatir sobre la situación de la industria aseguradora y las perspectivas de futuro, teniendo como horizonte el año en que se celebre el siguiente año Jubilar. Por eso en esta ocasión el referente ha sido el año 2010.

De las conclusiones de cada uno de los trabajos presentados se extraen las siguientes líneas de actuación, que tendrán un fuerte calado en la sociedad española.

El seguro privado español representará, a finales del año 2010, el 25 % del PIB nacional y seguirá siendo uno de los más importantes inversores institucionales y garante del desarrollo de sectores como la construcción, la sanidad, o los dedicados a la elaboración de procesos productivos que puedan afectar al Medioambiente.

La sociedad española será cada vez más exigente con la industria del seguro, demandándole productos que se ajusten más a sus necesidades y en los que prime el servicio en detrimento del principio indemnizatorio.

Los consumidores, a la hora de formalizar sus pólizas de seguros, solicitarán los servicios de profesionales (agentes y corredores), para que les proporcionen la que mejor se adapte a sus necesidades, la administre durante su vigencia, y que en caso de producirse un siniestro le preste el asesoramiento oportuno.

Una parte de los consumidores (aquellos que tengan mayor confianza en la contratación), utilizarán la vía telefónica e Internet como instrumento para suscribir sus pólizas de seguros.

La empresa española tendrá dos comportamientos diferentes ante los riesgos, dependiendo de si forman parte de una corporación empresarial o se ubican en el segmento de las pymes. En el primer caso, se constituirá un departamento de Gerencia de Riesgos interno, dependiente directamente del Consejo de Administración, que de forma global estudie y analice aquellos riesgos que alteren la cuenta de resultados y en especial los que, caso de manifestarse, pongan en peligro la viabilidad del proyecto empresarial. Estos departamentos se complementarán con servicios externos, en especial los proporcionados por los corredores de seguros, para transferir adecuadamente los riesgos a las entidades aseguradoras.

Las pymes, salvo contadas excepciones, no dispondrán de un departamento propio, sino que externalizarán el servicio a través de empresas especializadas.

El Parlamento y la Comisión europea serán los que aprueben la normativa en la que se sustenta la industria aseguradora, siendo su mayor preocupación la solvencia de los operadores del mercado y la protección de los consumidores. Una de las líneas de actuación prioritaria de la UE es la solvencia de las entidades aseguradoras. La entrada en vigor de normas en esta materia va a provocar una reducción del número de compañías, por lo que en próximas anualidades podemos asistir a una nueva concentración del mercado. Asimismo, la Unión Europea establecerá un fondo económico con el que indemnizar a los perjudicados por una compañía en quiebra.

La distribución del seguro europeo estará encomendada a los agentes y corredores de seguros. La adaptación de la Directiva en esta materia a las diferentes legislaciones nacionales va a marcar el desarrollo de estos profesionales en los próximos seis años.

Los centros de decisión legislativa actuales son Bruselas y Madrid. Este nuevo escenario debe ser observado por los actuales empresarios de la mediación, que deberán reestructurar su lobby empresarial para poder defender adecuadamente sus intereses en los foros oportunos, sobre todo antes de que entren en vigor normas que puedan alterar su actividad profesional.

Los profesionales del seguro estiman que para que exista un mercado único de seguros europeo es vital unificar el Derecho del Contrato de Seguros. Pero, a pesar de su importancia, vaticinan que no será factible alcanzar este objetivo antes del 2010.

La previsión social complementaria es uno de los retos que tiene la sociedad española. Los ingresos de los pensionistas del futuro deben obtenerse con el sumando de las pensiones públicas y del ahorro privado. Este ahorro, que debe constituirse de forma libre, no deberá estar condicionado únicamente por medidas de ventajas fiscales. Por ello, el seguro solicitará al Gobierno que estudie y apruebe una Ley de Previsión Social Complementaria que tenga como principal objetivo regular la constitución de un ahorro destinado a la previsión del futuro.

Asimismo, y teniendo en cuenta la longevidad de la población española y con ella la aparición de nuevos riesgos, solicitarán a la Administración la aprobación de una ley en materia de seguros de dependencia.

En los próximos años, la sociedad española verá nuevas normas que atañen al seguro del automóvil, enfocadas hacia una mayor protección de las víctimas de accidentes de circulación.

Los españoles exigirán cada vez más que todo daño tenga detrás un responsable. Esta circunstancia motivará un cambio en la sociedad en materia de responsabilidad civil, en especial en los segmentos de la empresa y los profesionales. Es por ello que estos, a la hora de confeccionar sus precios y honorarios deben repercutir sobre los mismos las indemnizaciones a las que tengan que hacer frente o, en el mejor de los casos, el importe de la póliza que los garantiza.

Desde el sector asegurador se hace un llamamiento a la Administración para que antes de iniciar procesos legislativos que conllevan garantías financieras vía póliza de seguros se consulte al sector, ya que de lo contrario, nos podemos encontrar que las demandas de la Administración no encuentran respuesta en la industria aseguradora.

En los próximos seis años, el Consorcio de Compensación de Seguros deberá adoptar una posición sobre los riesgos que de carácter extraordinario acechan a la sociedad, como el terrorismo o el cambio climático. Asimismo, deberá pronunciarse sobre aquellos comportamientos del sector asegurador hacia riesgos que desde el punto de vista económico y social tienen cierta sensibilidad, como las responsabilidades de los profesionales de la medicina o los riesgos medioambientales, en donde el sector se comporta con excesiva dureza y en muchas ocasiones imposibilita una adecuada transferencia de los mismos.

Los expertos del sector estiman que uno de los pilares básicos para su desarrollo es la formación de sus recursos humanos. Es por ello que solicitan a la Universidad un mayor protagonismo, incluyendo materias específicas en Ciencias del Seguro en determinadas titulaciones, y en especial en aquellas que permiten la convalidación de títulos relacionados con el seguro.

Texto completo de la "Agenda Aseguradora"

Inade, Instituto Atlántico del Seguro. C/La Paz 2 - Bajo, 36202 - Vigo (Pontevedra)
Copyright Inade 2004. Todos los derechos reservados